Realcup info@crup.org.ar 0810 354 9950 Realcup
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.crup.org.ar/a/320
Desde las Universidades Privadas solicitan que el diálogo se dé con matices

El CRUP fue convocado por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados para iniciar el debate sobre una nueva Ley de Educación Superior

Los representantes del Consejo en la reunión fueron su presidente, Rodolfo De Vincenzi, Juan Carlos Mena, Gastón O’Donnell, y Luis Lucena.  Por el CIN concurrieron su presidente, Rodolfo Tecchi, Ernesto Villanueva, Hugo Juri y Enrique Mammarela. Y por Coneau lo hicieron su presidente, Néstor Pan y Roberto Igarza. 

En la tarde de hoy, conovocada por la comisión de educación de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, se desarrolló la primera reunión para  dialogar sobre la invitación que el Pesidente  Alberto Fernandez realizara en marzo pasado para debatir una nueva Ley de Educación Superior.

WhatsApp Image 2021-05-21 at 17.18.45.jpeg

"Estamos agradecidos con la Diputada Osuna, y con toda la Comisión de Educación, por invitarnos a formar parte del debate. Desde el CRUP hemos iniciado, en nuestro Plenario, la reflexión al respecto en una Comisión Especial recogerá y sistematizará los resultados y conclusiones de este tema tan relevante" expresó Rodolfo De Vincenzi al hacer uso de la palabra en la reunión.

"Desde el CRUP creemos que la educación superior es la que brinda principalmente herramientas para mejorar las chances para que nuestros ciudadanos puedan contribuir al desarrollo sostenible" continuó el Presidente de CRUP en su alocución y como introducción para aportar al debate los indicadores con los que el consejo contextualiza este debate. Estos son:
• En Argentina menos de la mitad de la población económicamente activa (PEA) sostiene a más de la mitad de la población económicamente activa, más la pasiva. Situación que evidencia la falta de sostenibilidad en términos de desarrollo. En efecto, según el informe del INDEC denominado “Mercado de Trabajo – Tasas e Indicadores”, sumando desocupados, subocupados y ocupados que no llegan a cubrir sus necesidades económicas básicas familiares, tenemos a más de la mitad de la población económicamente inactiva. 
• Solo el 14,52% de la Población Económicamente Activa de Argentina cuenta con estudios universitarios completos, cifra lejana al 37% que es promedio de los países del OCDE. La cifra asciende al 23,8% si sumamos también a quienes tienen estudios superiores completos.
La matrícula universitaria en Argentina ha crecido mucho desde la sanción de la LES (1995) a la actualidad. Anque ese crecimiento es plausible, resulta menos de la mitad de lo que creció en ALC. En efecto, en Argentina se pasó de menos de 900.000 alumnos en 1995 a 2,1 millones alumnos en la actualidad (tasa de crecimiento x 2,33) -Fuente SPU-. Mientras que en ALC se pasó de 5.070.731 en 1995 a más de 25 millones en la actualidad (tasa de crecimiento x 5) -Fuente UNESCO UIS-.

Luego de compartir estos datos, De Vincenzi, afirmó que "estos tres indicadores evidencian la necesidad de fortalecer a las instituciones universitarias como agentes de cambio y transformación social para aportar al desarrollo sostenible de la Argentina. Para ello, estamos convencidos que resulta imprescindible garantizar la autonomía de las universidades, tal como lo prevén el artículo 29 y 33 de la actual Ley. Así, las universidades podrán innovar en sus modelos educativos y de gobernanza, de manera de hacerlos más ágiles y pertinentes. Articulando sus funciones de docencia, investigación y extensión, con las necesidades de la sociedad y promoviendo la innovación con un enfoque de calidad institucional"

CALIDAD

En lo referido a la calidad, el Presidente del CRUP aseguró que "el sistema de aseguramiento de la calidad liderado por la CONEAU y el compromiso con la calidad asumido por todas las universidades de nuestro sistema, han prestigiado a la educación superior argentina a lo largo de estos 21 años. Creemos justo entonces reconocer que, desde la sanción de la Ley, las universidades han brindado de manera creciente un mayor y mejor producto en beneficio de la sociedad. Sin embargo, tal esfuerzo no ha sido suficiente para que Argentina alcanzara un desarrollo sostenible. Nuestra reflexión preliminar nos lleva entonces a proponer que una de las prioridades de la educación superior debiera ser orientar la formación profesional, la ciencia y la tecnología a la generación de empleo y divisas. Y allí observamos una brecha entre las competencias laborales que demanda el mercado laboral y las competencias profesionales para las que formamos en las universidades. Creemos que ello demandaría entonces políticas públicas que promuevan un vínculo más profundo y estrecho entre la universidad y el sector socioproductivo/empleador, para focalizarse en la empleabilidad que implica: pertinencia de la formación con relación al mundo del trabajo y con la competitividad".

CONTEXTO POST PANDEMIA 

"Por otra parte, vemos que la pandemia impactó sobre los modelos educativos de las universidades, cuestión que ya se había puesto en evidencia como consecuencia de los efectos de la revolución científico-tecnológica y la Industria 4.0. La presencialidad y la virtualidad dejaron de ser opciones binarias. Las tecnologías se han fusionado para difuminar los límites entre lo físico y lo digital e incluso con la dimensión biológica. A tal fin, creemos que será necesario introducir cambios en los modelos educativos:  diseños curriculares con foco en el desarrollo de competencias profesionales, gestión de la docencia centrada en resultados de aprendizaje, hibridación curricular y articulación entre el aprendizaje informal, no formal y formal mediante sistema de créditos. Fundamentalmente, el rasgo más distintivo de la Educación Superior hoy, es la diversidad como lo es también el rasgo distintivo de la sociedad. Es probable que el efecto que ha generado la pandemia sobre la gobernanza y el modelo educativo de las universidades las estimule a revisar sus prácticas. Dependerá de cada institución como se asume la post pandemia. Si resulta un retorno al pasado o un punto de partida para el cambio y ello habrá que observarlo, de cara al debate al que nos convoca nuestro Presidente. De la situación actual, podemos ir en búsqueda de una mejora, haciendo lo mismo pero mejor. O podemos innovar, para responder con mayor pertinencia a los escenarios cada vez más dinámicos, complejos, inestables y altamente demandantes que se nos presentan. Y desde allí, ir hacia una mejora.
Lo que creo que nos ubica a todos en consenso es que deberán generarse condiciones amplias y flexibles, que respeten la diversidad y favorezcan el mejor cumplimiento de los fines y propósitos declarados en los proyectos institucionales de las universidades, a la luz de sus principios y prioridades, para contribuir con mayor efectividad al desarrollo sostenible frente a escenarios que serán cada vez más dinámicos, complejos, inestables y altamente demandantes. Es necesario que este diálogo que se abre dé la bienvenida a los matices" concluyó Rodolfo De Vincenzi.